¿Tienes hormigueo, dolor constante y debilidad en las manos? ¡Ten mucho cuidado!

Si regularmente tienes síntomas de dolor, debilidad y sobretodo hormigueo en las manos, debes tener mucho cuidado; recientemente se ha comprobado que estos síntomas están muy relacionados con el Síndrome del Túnel Carpiano (STC). Este es un padecimiento poco conocido al que debemos darle la debida atención. Dicha afección consiste en ejercer mucha presión al nervio mediante. Este nervio se halla en la muñeca y nos permite mover todas las partes de la mano. Cuando el tejido circuncidante hace mucha presión al nervio, entonces este se inflama.

Hay muchas cosas que pueden provocarnos sufrir del STC. Sin embargo, entre los factores más destacados podemos mencionar los cambios hormonales por el embarazo, la edad, factores genéticos, desequilibrio en las glándulas tiroides, diabetes y hasta artritis reumatoide.

Algo que debemos tener presente es que, los síntomas de este síndrome son considerados bilaterales. En otras palabras, si los desarrollas en una mano, es muy probable que al poco tiempo lo desarrolles en la otra. Si no le prestamos atención a este mal, podemos sufrir consecuencias muy graves, e incluso permanentes. Por eso, a continuación te explicaremos lo que puedes hacer para combatirlo, en caso de padecerlo.

Remedio natural para el Síndrome del Túnel Carpiano (STC)

Como bien sabemos, el jengibre es una planta que posee muchas propiedades medicinales. Una de ellas es su propiedad antinflamatoria que reduce la hinchazón del tejido circuncidante del nervio mediano. De igual forma, tanto el eucalipto como la menta tienen propiedades relajantes. Estos son los ingredientes que utilizaremos para preparar dicho remedio:

Ingredientes:

  • Eucalipto (5 hojas)
  • Jengibre rallado (2 cucharada)
  • Hojas de menta (5 unidades)
  • Agua mineral (1 vaso)

Preparación y uso:

Lo primero que debemos hacer es poner a hervir el agua con los demás ingredientes dentro. Llegado al punto de ebullición, apagaremos la llama y la dejaremos enfriar. Si es posible, lo podemos entrar en la nevera, pues así es como mejor efecto tiene.

Una vez frio, untaremos compresas con esta sustancia. Dichas compresas las aplicaremos por al menos 30 minutos en la zona afectada. Agotado ese tiempo, te darás cuenta de cuanto se ha aliviado tu dolor. Algo que también puedes hacer es aplicarte aceites esenciales en la zona afectada, eso aliviará el dolor.

Otra forma de combatir este mal es a través de la alimentación: Escoge comidas ricas en vitamina B6, como el arroz integral, papas, pechuga de pollo, verduras verdes y bananas. Todos estos alimentos contribuirán a aliviar los síntomas del Síndrome del Túnel Carpiano. También puedes adquirir esta vitamina por medio de capsulas, que serán igual de efectivas.

Prepara cuanto antes estas compresas y notarás sus poderosos efectos en ti. De igual forma, ajusta tu dieta a la alimentación que te recomendamos en este artículo. De esa manera no solo aliviarás, sino que prevendrás que el STC llegue a tu vida. En caso de tomar las capsulas, procura no tomarte más de 2 capsulas por día o lo mejor sería consultarlo con tu médico.

Con información de: Ento2.net

No hay comentarios